Argo

Tecnología y multimedia

Dinero

Ventajas de los fondos de inversión pasivos

¿Estás pensando en investigar cómo invertir en un fondo indexado? La verdad es que es una buenísima idea, pues los fondos de inversión pasivos como estos son perfectos para hacer crecer tu capital.

Si quieres informarte mejor sobre el tema antes de lanzarte a hacer esa inversión, no te pierdas este artículo en el que hablaremos a fondo de eso. Para que tengas una visión más amplia del panorama, también veremos en qué consiste la cara opuesta de la moneda: los fondos de inversión activos.

Gestión de los fondos de inversión: activa o pasiva

Los fondos de inversión, que son gestionados por entidades gestoras, pueden ser de gestión pasiva o activa.

Cuando la gestión es pasiva se trata de algo más simple, por lo que la actividad que tiene que llevar a cabo el gestor es menor (su mismo nombre lo dice: “pasiva»). En estas gestiones, el inversor realiza una inversión inicial en activos financieros y la mantiene en cartera durante un largo periodo de tiempo (lo cierto es que la paciencia juega un papel muy importante en esto).

Dentro de estos fondos de inversión pasivos es donde se encuentran los fondos indexados, cuya principal misión es la de replicar el índice en el que están indexados. O sea, que si, por ejemplo, están referenciados al SP500 y este sube a un 6%, el fondo también subiría un 6%. Por supuesto, si bajara a un, pongamos, 2%, el fondo bajaría también a un 2%.

En cambio, los fondos de inversión activa requieren de una mayor atención y actividad por parte del gestor. Con ellos se busca una rentabilidad que supere a la del mercado en el que está actuando el fondo; para ello, la combinación de activos (incluyendo las acciones y el peso de estas) que se invierte se cambia con bastante frecuencia. Para ello, debe procurarse que estos movimientos financieros de compra-venta vayan “un paso por delante” de los movimientos del mercado.

Fondos de inversión pasivos: ¿Cuáles son sus ventajas?

Lo cierto es que el hecho de elegir entre los fondos de inversión activos o pasivos depende en gran medida del perfil del inversor. Para que te hagas una mejor idea, vamos a ver cuáles son algunas de las ventajas de optar por los fondos de inversión pasivos.

  • El seguimiento de estos fondos es muy sencillo: basta con estar pendiente del comportamiento general del índice que se quiere replicar con ellos.
  • Son mucho más fáciles de comprender.
  • Las comisiones también son generalmente más bajas que las de otra clase de fondos.
  • Se trata de un campo de gestión que, además de ser innovador, está en auge.
  • No habrá grandes sobresaltos más allá de los del propio mercado en el que se está operando.

Esperamos haberte ayudado a comprender un poco mejor en qué consisten los fondos de inversión pasivos y las diferencias con respecto a los fondos de inversión activos.

Decidir cuál es el mejor para ti depende de varios factores como el porcentaje de riesgo que estés dispuesto a correr o el tiempo en el que quieres empezar a recibir tus beneficios.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *