Argo

Tecnología y multimedia

Tecnología

Los niños y el móvil: ¿madurez o edad?

Esta es una pregunta recurrente hoy en día en el ámbito de los padres. La tecnología continúa avanzando a pasos agigantados y cada vez son más los dispositivos como smartphones o tablets que se encuentran al alcance de los niños.

La presión que sienten los padres por parte de ellos, ya sea  por la moda de tener un móvil, por publicidad o por amiguitos que ya tienen uno, es lo que produce verdaderos dolores de cabeza. 

Lo más importante es conocer cuál es la edad o el momento apropiado para que puedan iniciarse con este tipo de tecnología.

Algunas recomendaciones a los padres al comprar un móvil a los niños

Antes de  realizar la compra de móviles para niños debe tenerse  en cuenta el nivel de madurez. Nadie mejor que un padre para saber cuándo su hijo está preparado para afrontar todos los riesgos que puede encontrar al tener uno. Obviamente, son los progenitores los responsables de informarle acerca de las consecuencias que acarrea el uso del móvil.

Algunos expertos aconsejan que la edad mínima para empezar a usar un móvil sea a partir de los 12 años, y que el acceso a las redes sociales sea entre los 15 o 16 años.  Otros afirman que no hay una edad concreta sino que va a depender tanto de la madurez del niño como de las circunstancias personales.

Para nadie es un secreto que utilizar el móvil puede producir adicción. Por lo tanto se recomienda establecer límites de uso, así como incorporar al niño en alguna actividad recreativa o deportiva con la que pueda compartir parte de su tiempo con amigos.

A veces algunos padres cometen el error de prohibirles el uso de la tecnología: esto trae como consecuencia que los niños la utilicen sin permiso y falten a la confianza depositadas en ellos. Lo mejor es educarlos responsablemente al respecto.

¿Tiene ventajas el uso de un teléfono móvil en niños?

Una vez que se adquiere un móvil para un niño, su uso debe ser supervisado constantemente por los adultos. 

Los padres pueden comprar teléfonos móviles chinos especiales para ellos, con capacidad de soportar juegos, incluyendo sus últimas innovaciones. 

A continuación se describen algunas ventajas de su uso:

Selección de contenido

Los padres pueden elegir el tipo de contenido que sea adecuado para el niño,  ya que se puede controlar mejor que en otro tipo de fuentes. Con aplicaciones es posible realizar una lista cerrada de diferentes series, películas o cualquier otro entretenimiento y de esta manera no habrá ninguna preocupación por lo que el niño pueda ver.

Diversión no aislada

Jugar en un dispositivo móvil no significa que el niño deba estar solo. Puede entretenerse jugando con amigos, familia y hasta con personas de cualquier parte del mundo. En este caso, siempre y cuando esté bajo supervisión de un adulto.

Estimulación

Algunas aplicaciones ayudan a estimular y mejorar la atención, el cálculo mental, la lectoescritura y la memoria. Estas logran su aprendizaje a través de cuentos y juegos hechos específicamente para desarrollar sus habilidades cognitivas.

Algunos tips para proteger a los hijos de los peligros del uso del móvil a temprana edad

  • Estar actualizado con la tecnología. Los padres no pueden estar desligados de sus hijos, al contrario. Deben acompañarlos desde el mismo momento en que obtienen su primer móvil. También deben aprender a usar las diferentes aplicaciones.
  • Normas de seguridad. Los padres deben conocer las diferentes claves o códigos para tener acceso al teléfono las veces que sea necesario. Aparte de conocer las aplicaciones que están instaladas para saber si están en edad apropiada de usarlas.
  • Acuerdo para usar las nuevas tecnologías. Aun cuando el niño debe estar bajo supervisión de sus progenitores, también se debe respetar la intimidad, permitiéndole interactuar con amigos reales bajo un ambiente de respeto. Esto se logra con una buena comunicación y estableciendo un pacto de nobleza entre padres e hijos.
  • Respetar en la Red. Es muy importante que los niños se comporten en Internet con respeto hacia los demás. También para evitar molestias o acosos, está prohibido que compartan fotos o imágenes de otras personas sin su aprobación, así como insultar, humillar o chantajear.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *