Argo

Tecnología y multimedia

Sociedad

Formar al personal de las empresas sin que represente un coste

Contar con trabajadores formados de una forma integral significa un gran reto para cualquier empresario. Para lograr esto, lo aconsejable es ofrecer oportunidades educativas de manera permanente al personal, con la intención de actualizar sus conocimientos y permitir una mayor efectividad al desarrollar la jornada diaria.

A través de Internet es factible conseguir la cualificación deseada en distintas áreas del conocimiento, mediante cursos de formación que estarán disponibles, incluso, sin generar costes adicionales para la empresa. Lo importante es investigar y comparar los que mejor convengan de acuerdo a la cualificación requerida.

Educación rápida y por Internet

Con la finalidad de afianzar los conocimientos de los trabajadores de una empresa, surgen los cursos bonificados, una capacitación que se producirá según las necesidades del personal.

El propósito fundamental de estos cursos está orientado a aumentar la productividad del equipo y a reforzar los conocimientos que tengan en un área determinada; la selección puede ser realizada por el gerente y hasta por el propio trabajador.

Los cursos bonificados resultan una alternativa ideal que redunda en la mejora profesional de los integrantes del grupo. Según el decreto 395 que data del año 2007, los empresarios pueden disponer de parte de los recursos aportados a la seguridad social para destinarlos a la formación de sus trabajadores.

En este caso, la cualificación programada por la empresa le permite al gerente decidir el tipo de preparación que considere necesario para llevar a cabo de acuerdo a las expectativas que tenga el equipo.

A través de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, se coordinará la ejecución de los paquetes de aprendizaje para cimentar los conocimientos que tienen los empleados, y a la vez, mejorar las relaciones laborales. 

Al mismo tiempo, los trabajadores también tienen el derecho de realizar estos cursos online de manera gratuita al cotizar a la seguridad social como parte de la cuota de formación.

Entorno virtual para todos

En estos momentos, cuando la tecnología y los servicios como tiendas virtuales a través de los ordenadores son la punta de lanza, se requiere la formación integral en esta área. Para cubrir estas expectativas están diseñados los cursos de informatica para empresas.

Esto obedece a que la gran mayoría de las actividades se relacionan con un entorno virtual, motivo por el cual, los trabajadores deben saber cómo afrontar este tipo de tarea que es fundamental.

Si se trata de crear tiendas online o sitios web, es necesario una formación en WordPress o Joomla, al igual que la capacitación en el paquete de Office. También hay formaciones que tienen que ver con la protección de la información mediante la seguridad informática, software y hardware que resultan de extrema utilidad, así como un curso práctico para el diseño de una base de datos que puede ser imprescindible según el caso.

También en comunicaciones

Mención aparte tienen los cursos de telecomunicaciones y redes, imprescindibles para el funcionamiento de un emprendimiento virtual o real, donde hay cualificaciones específicas para el control de centrales telefónicas, gestión de recursos, red de comunicaciones, al igual que la distribución y mantenimiento de sistemas de radio y televisión.

Hay que tener muy claro que contar en la empresa con expertos en informática siempre traerá buenos resultados y servirá para resolver problemas puntuales que se presentan en el día a día.

En este sentido, es muy recomendable que los equipos de trabajo cuenten con la formación adecuada, y que sean capaces de detectar y solventar las averías y los fallos que se registren. Es oportuno recordar que este tipo de capacitaciones están disponibles sin coste.

Visión con amplitud

Vale resaltar que, en las empresas avanzadas, los gerentes con una visión amplia tienen en la mira una instrucción que sea de calidad, de manera permanente, al tener en cuenta que esta acción redundará en la máxima productividad.

Los materiales didácticos que se utilizan están disponibles en formatos que son multimedia e interactivos, contenidos que son más fáciles de captar y que lograrán llamar la atención de los alumnos.

Los mismos que acuden a esta formación tienen la oportunidad de organizarse y consultar a un tutor para despejar las dudas que se puedan presentar durante el proceso. 

Un trabajador que está a gusto en una empresa, agradecerá la inversión en su preparación, conocimiento que no le quedará a la empresa, sino al empleado, que contará con conocimientos y herramientas actualizadas para un excelente desempeño laboral.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *