Argo

Tecnología y multimedia

Sociedad

Escape room: el juego que agudiza los sentidos y activa la felicidad

Si la idea es activarse y entretenerse para bajar el estrés y salir de la rutina, los escape rooms son la opción. Éste es un juego con el que se pone a prueba la capacidad de retener información y resolver problemas, para así despertar todos los sentidos a través de la resolución de acertijos y rompecabezas.

El escape room, es un juego que se ha vuelto muy popular en todo el mundo. Consiste en encerrar a una pareja o grupo en una habitación, donde deberán solucionar acertijos, enigmas o rompecabezas para encontrar la llave o la clave con la cual podrán salir de la estancia. En España se ha convertido en referencia el sitio web Todo Escape Rooms, por agrupar las compañías más destacadas que ofrecen salas de escape con variadas temáticas para que los apasionados tengan mucho donde escoger.

Los usuarios tienen la posibilidad de filtrar las salas por provincias, incluyendo las más destacadas del país, por ciudades, además de por precios, dificultad, temáticas y otras categorías más. 

Si bien el escape room nació en Japón, en los últimos años ha ganado rápidamente mucha aceptación y popularidad en muchos países. España no escapa a este auge, siendo Barcelona la primera ciudad; Madrid es la segunda en ofrecer este ingenioso juego de aventura física y mental, y para ello cuenta en la actualidad con gran cantidad de empresas dedicadas a esta excitante distracción y entretenimiento.

Las constantes preocupaciones y estar bajo mucho estrés y presión, hacen estragos a la salud y afectan a la capacidad del disfrute, por eso es importante hacer actividades que permitan segregar adrenalina, endorfina, dopamina y serotonina, “el cuarteto de la felicidad”. Una de estas actividades, sin duda, es participar en salas de escape, un juego en el que las sensaciones de placer y bienestar están más que aseguradas.

Distintos escenarios para escoger

Los participantes entran a «ciegas» a habitaciones o salas ambientadas con alguna temática que va desde naves espaciales, la tumba de un faraón, casas encantadas, la guarida de un asesino en serie, un laboratorio de un científico loco o un búnker militar, entre otros muchos que incluso se escapan a la imaginación.

En cada uno de estos escenarios, los jugadores afrontan misiones con dinámicas diferentes entre sí, como salvar una doncella y atrapar a un asesino. Algunos inclusos tienen actores, y otros se basan simplemente en ir abriendo candados o cerraduras, y otros incluyen adivinanzas.

Hay de todo, desde las más sencillas, ideales para los niños y principiantes, hasta las más difíciles y complejas para los participantes más experimentados; pero todas con el mismo objetivo, salir antes de que se termine el tiempo establecido, que por lo general, en las salas de juegos, van de 45 a 90 minutos.

También existe la gran posibilidad de que quieran realizar este juego en una empresa o una casa, en este caso, el personal de la sala se encargará de ambientar el espacio con la temática que se haya seleccionado. El tiempo de duración puede llegar incluso a los 120 minutos, y el precio va a depender del tiempo de juego y del número de los participantes. 

La versatilidad y variedad es la clave de este juego, donde el nivel de estudio no es lo primordial, sino el sentido lógico, la capacidad de observación, las habilidades y destrezas con las que se cuentan para resolver todas las pistas, por lo que no requiere un esfuerzo físico, sólo mental. Éste es un juego ideal para hacerlo en familia, así como para celebrar despedidas de solteros o cumpleaños.

Los participantes aumentan en Madrid

Debido a su gran demanda, este negocio se ha convertido en uno de los más rentables. Según estudios, desde el 2010 hasta la fecha, hay al menos unas 3.200 salas de escape en el mundo, y de éstas, una considerable cantidad se encuentra en Madrid.

De acuerdo a los porcentajes reflejados en estos estudios, el 30 por ciento de los clientes son empresas y el 70 por ciento restantes son particulares. En cuanto a los jugadores, las estadísticas indican que el mayor porcentaje lo ubican los madrileños, con un 71 por ciento; el 15 por ciento los turistas nacionales, y el resto, un 14 por ciento, lo ubican los turistas internacionales.    

Más que un juego 

El escape room es más que un juego, es un tipo de actividad que por ayudar a la segregación de la endorfina, dopamina,  serotonina y activar los neurotransmisores es ideal en tratamientos médicos, porque la segregación de estas sustancias promueve la calma, reduce la presión sanguínea, mejora el humor, rebaja el dolor y contrarresta los niveles de adrenalina asociados a la ansiedad.

Este tipo de juego también promueve la motivación intrínseca, mejora la capacidad para resolver problemas, activa la creatividad y la memoria, crea en la persona la disposición de asumir retos, y además, despierta todos los sentidos y ayuda a la prevención de enfermedades como la demencia o el Alzheimer.

Asimismo, es muy útil en el campo de la educación, porque ayuda a la concentración, a la comunicación, a trabajar en equipo y mejora las habilidades resolutivas, imprescindibles para la resolución de ejercicios matemáticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *