Argo

Tecnología y multimedia

Dinero

¿Es el leasing la opción ideal para comprar maquinaria?

Si estás pensando en comprar maquinaria existen varias opciones. Puedes comprarla si dispones del dinero en un pago único, y si no tienes el importe de lo que cuesta, puedes pedir un crédito y comprarla a plazos; También existe la opción de alquilar la maquinaria, pero si quieres optar por la opción más inteligente, esa es el leasing. 

El arrendamiento financiero o leasing consiste en un alquiler que incluye la opción de compra en beneficio del arrendatario al acabar el contrato. El precio de esta compra siempre será muy inferior al precio real de la maquinaria que quisieras comprar. Para hacerte una idea de lo ventajosa que es esta opción puedes comprobarlo mediante un simulador de leasing de maquinaria.

Las ventajas de este tipo de contratos son muchas, ya que jurídicamente el leasing es un tipo de alquiler, pero desde el enfoque financiero es una compraventa. Cada mes que estés pagando la cuota, si al final del contrato decides comprarlo, se te descuenta un porcentaje de dinero para la compra. 

Tanto si eres autónomo como si tienes una empresa, el tratamiento en contabilidad se considera igual que la compra de un bien con un préstamo, siendo el bien la garantía de dicho préstamo. Este tipo de contratos leasing son difíciles de calificar contablemente, puesto que pueden considerarse tanto como arrendamientos operativos como arrendamientos financieros. Si al contrato se le cataloga como operativo, solo aparece el alquiler pagado como gasto y no aparecerá deuda alguna en el balance. Si por el contrario se le considera como un arrendamiento financiero, el bien quedará registrado en el balance de la sociedad, y la deuda aparecerá asociada a ese bien. 

Ventajas del leasing para comprar maquinaria 

Con el leasing se pueden conseguir ventajas fiscales notables, puesto que el valor de las cuotas de amortización se puede asignar como gasto tributario. Haciendo esto, la estimación total de la maquinaria se puede deducir a modo de gasto, exceptuando el pago del valor residual del bien. 

Las cuotas las pagas mensualmente y como se consideran pagos por arrendamiento, contablemente se las considera un gasto que disminuye directamente el impuesto sobre la renta. 

Con los mismos ingresos que genera la maquinaria adquirida en leasing, podrás pagar las mensualidades. La opción de compra siempre se realiza al final del contrato y para esa fecha, la propia maquinaria ya habrá generado todo el capital necesario para comprarla. 

Beneficios del leasing frente a un crédito

Cuando se realiza un contrato de leasing, la tasa de interés es menor que al solicitar un crédito. Además, si tu pides un crédito para comprar maquinaria, tendrás que pagar todas las cuotas en el plazo estipulado y te quedas con el bien te haya resultado rentable o no. 

Con el leasing esto no sucede. Si al final del contrato no has quedado satisfecho con el rendimiento de la maquinaria, puedes decidir no comprarla o renovarla por otra más moderna y actual. 

Si estás pensando en adquirir maquinaria de construcción, industrial o pesada, no dejes de mirar la ventajosa opción del leasing.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *