Argo

Tecnología y multimedia

El coronavirus ha ayudado al medio ambiente
Salud

El coronavirus ha ayudado al medioambiente

Vemos de qué manera el coronavirus ha ayudado al medioambiente. Si bien el alivio sea momentáneo y no resuelva la crisis climática existente, las medidas de confinamiento impuestas universalmente han tolerado que nuestro medioambiente haya dejado de padecer, en gran porcentaje, las consecuencias de nuestro modo de vida. La salud ha predominado frente a la destrucción y el caos.

Las ventajas del confinamiento

Podemos nombrar ciertos beneficios: una reducción radical de la emisión de CO2 a nuestra atmosfera y de los gases de efecto invernadero debido a la paralización industrial en países como China. El poco empleo de automóviles, la minoración en número y frecuencia de los vuelos, entre otros muchos.

Hasta la fauna silvestre, por lo menos en China, ha tenido un respiro, por la prohibición temporal del comercio de exactamente la misma. Las aguas en los canales de Venecia se han aclarado, llegándose a ver cardúmenes de peces. Además de esto, en las redes sociales, se ha comprobado como el coronavirus ha ayudado al medioambiente, pues se han mandado infinidad de vídeos donde prueban que los animales salvajes están en los vecindarios. Lo que hace meditar que la naturaleza está ocupando el espacio perdido.

¿De qué forma el coronavirus ha ayudado al medioambiente?

Diríase que el entorno ha tenido ayuda, por el hecho de que la pandemia ha estimulado a los estudiosos a efectuar distintos estudios. Un ejemplo: el publicado por el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF). Resaltan la relevancia de la conexión existente entre las acciones del humano y la naturaleza. Lo que debe producir una concientización frente al cuidado del planeta y la utilización de forma racional de los recursos naturales.

Además de esto, resalta que el coronavirus ha ayudado al medioambiente pues le recordó al planeta el vínculo estrecho entre la propagación de la pandemia y la pérdida de la naturaleza. Por su parte, pues está enseñando a las personas a comprender que los ecosistemas juegan un papel esencial en el control de la transmisión y propagación de enfermedades. Romper el equilibrio ecológico hace que los microorganismos se aprovechen y sean los responsables de determinadas enfermedades. Creando de este modo condiciones que favorecen su propagación. He allá la suma importancia de resguardar los ecosistemas naturales.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *