Argo

Tecnología y multimedia

Actualidad

10 razones por las que usar pañales de tela en pleno siglo XXI

Seguro que a la mayoría nos puede parecer un tanto extraño que, a las alturas a las que estamos, haya quien apueste por el uso de pañales de tela en lugar de emplear pañales desechables, que son mucho más cómodos y hasta cierto grado más higiénicos. Sin embargo, hay muchas ventajas que hacen que por lo menos nos planteemos volver de nuevo a utilizar estos pañales. Hemos elaborado un decálogo de razones por las que deberíamos pensarlo.

1. Ahorro de dinero

El coste que tienen los pañales desechables es muy elevado si lo comparamos con los de tela. En el primer caso tenemos que volver una y otra vez a comprar más pañales cuando la bolsa se nos haya terminado, mientras que en el segundo, la inversión inicial y posterior gasto en limpieza es tan solo una pequeña parte del total. Según algunos cálculos se puede llegar a ahorrar hasta 1000€, una cantidad que a nadie le dejará indiferente.

2. Ecología

Los pañales desechables no son biodegradables, lo que supone un grave riesgo para el medio ambiente. Tan solo en España, se calcula que al mes se produce el equivalente a un campo de fútbol de 10 metros de altura. Si tenemos en cuenta que pueden tardar hasta medio milenio en desaparecer, nos hacemos una idea del problema que tenemos.

3. Bebés más cómodos

Los pañales de usar y tirar no dejan transpirar la piel, lo cual puede producir graves erupciones en los bebés. Los de tela, además de ser pañales ecologicos, son mucho más suaves y permiten que la piel respire, evitando algunas de las irritaciones más comunes.

4. Se deja de usar antes un pañal de tela

Es un hecho comprobado. Los niños que utilizan un pañal de tela aprenden antes a ir al baño y pedir a sus padres que los lleven, además de aguantarse más. La razón es que notan enseguida cuando el pañal se moja, mientras que los desechables no producen ese efecto.

5. Amortiguan mejor

Aunque puede parecer o contrario, cando los niños están aprendiendo a andar y se caen, el pañal de tela es un mejor colchón contra caídas.

6. Son reutilizables

Como ya hemos dicho, los pañales de tela son un gran ahorro porque se utilizan muchas veces. Pero cuando hablamos de utilizarlos de nuevo, no nos referimos solamente a un bebé, sino que estos pañales se pueden heredar entre hermanos, regalar o incluso vender. Hay tiendas que compran y venden pañales de segunda mano.

7. Dan trabajo

Los pañales industriales los fabrican máquinas, mientras que los de tela se elaboran de forma manual, lo cual contribuye a generar puestos de trabajo a un buen número de personas que apuestan por un artículo natural.

8. No tienen productos químicos

Los pañales desechables llevan un gel absorbente del que no se conocen los efectos a largo plazo, además de otros compuestos químicos. Estos compuestos causan un gran número de alergias y por ello hay niños que no los pueden utilizar.

9. Se puede llevar un mejor control

Algunos pediatras recomiendan a las madres que cuenten los pañales mojados para saber si el bebé toma suficiente leche. En el caso de los pañales ultra absorbentes esto es más complicado que si se utilizan los de tela.

10. No abultan

Si nos fijamos en los carros de la compra de algunas familias con niños, vemos que estos están llenos en cuanto se meten dos paquetes de pañales. Esto supone que en casa hay que tener también un espacio grande donde almacenarlos. En el caso de los de tela, ni hay que estar todo el rato apuntándolos en la lista de la compra ni hace falta un armario solo para guardar pañales.

 

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *